Gran lección de Economía de Ramón Tamames

Ayer, Ramón Tamames dio una lección magistral de economía al público asistente a la conferencia organizada bajo el título “Recuperación Económica: flexibilidad e innovación”.

Habló de la crisis en la que estamos sumergidos actualmente, de anteriores crisis vividas, de los presupuestos del Estado, del paro, del G-8, del G-20, de los Pactos de la Moncloa, del funcionariado, del absentismo laboral, de los diferentes problemas de la estructura económica de nuestro país, etc.

       

A continuación citaré algunas partes de la conferencia ayer vivida, la mejor manera de hacerse una idea del alto nivel de nuestro conferenciante:

“[…] Se estuvo discutiendo durante semanas, si los 420 € de concesión al final de las prestaciones laborales tenían que ser para 300.000 o 600.000. Se habla de la convocatoria para 600.000 posibles peticionarios, y ¿Cuántas son las peticiones? Si mal no recuerdo, hasta ahora no hemos llegado a 50.000. ¿Y por qué? Porque con 420€ y la obligación de asistir a unos cursos de entrenamiento, pues no ha ido ni la décima parte de lo que se había pensado. Porque hay mucha economía sumergida, hay mucho mercado de gente que está trabajando sin papeles, sin IVA […]

 

“Los presupuestos son un rito. Se tienen que presentar antes del 30 de Septiembre, y se tienen que aprobar por las dos cámaras antes del 31 de Diciembre. Entonces el rito se convierte en una especia de cadena política para ver si se aprueban, los que sean, los se hayan presentado, aunque no sirvan para nada, y dentro de este sistema que tenemos, pues resulta que van a conseguir el apoyo del PNV y algún grupo político más, y se aprobarán los presupuestos, claro, el PNV dispondrá de 1400 millones de euros más para una serie de actividades que supongo que estarán gobernadas por las diputaciones forales del país nuestro, el gobierno de Patxi López, etc, etc.

Y por lo tanto, los presupuestos no nos dan ninguna esperanza. No nos van a convencer de nada. Se ha disminuido la asignación para la ciencia e investigación, se han disminuido otras previsiones, y luego pues estamos viendo que en la obra pública, a parte de lo que se hace con el plan-e y la inversión local, también está cayendo.

Entonces tenemos muy pocas esperanzas.”

“Cuando un gobierno lo que hace es intentar mantenerse en el poder como objetivo principal, la cosa no marcha. Y eso es lo que está sucediendo ahora.

Ya no se trata de gobernar mejor o peor, con lo que se tiene en las manos, y con el planteamiento que he criticado de una política económica que se pacta solo con los sindicatos y no con los empresarios, que son los que crean empleo. Porque crear empleo público es muy fácil: se abre un despacho ahí, se ponen 10 ordenadores, se sientan 10 señoras o señores, o una mezcla de ambos como está mandado, a manejar los ordenadores. Con mandarse mensajes unos a otros basta para tener la mañana solucionada.

Esto es el empleo público en España. Y los centenares de asesores que hay por todas partes, que es sencillamente amiguismo.

Pero crear empleo lo crean los empresarios.

Los empresarios han dicho que hay que bajar la cuota de la seguridad social, hay que reducir el llamado coste de despido, y que hay que flexibilizar el empleo, reducir el absentismo, porque ahora, los 15 primeros días de enfermedades, se puede hacer lo que se quiera. No se puede vigilar por las mutuas. Lo hacen los médicos de las empresas, pero, como hay tan pocos, no se puede controlar nada.

          ¿Qué le pasa a usted que no viene?

          Pues que tengo un estrés que ni me lavo. [risas]

No hay manera de decirle: – vamos a mandarle un médico para que le vea. No hay.

En la comunidad de Madrid, los funcionarios públicos tienen un absentismo del 22%. Determinadas fábricas de Andalucía, que es parte de nuestra estructura social, cuando llega la época de recogida de las aceitunas, el absentismo llega al 25%. Recomponer eso es muy difícil.

Luego están las diferencias regionales. En Cataluña hay un 14% de empleo público, pero es que en Andalucía hay un 28% y en Extremadura un 32%.

Entonces tenemos una serie de situaciones que, ¿Esto que es? ¿Es un país dinámico que se esfuerza, que tiene tecnología?

Y al mismo tiempo tenemos un centenar de empresas grandes de primerísima. Pero eso no basta. Es el tejido en su globalidad lo que nos interesa.

Los presupuestos no dan esperanza de nada. Porque están construidos como arando el mar”

 

Desde el Club de Opinión queremos agradecer a D. Ramón Tamames Gómez el habernos ofrecido una conferencia tan interesante.

Gracias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *